Seleccionar página

Cualquier matrimonio exitoso contiene algunos elementos esenciales. Amor. Honestidad. Paciencia. Grava. Subarus. Turbocompresores. Subarus turboalimentados. Subarus turboalimentados sobre grava. Subarus turboalimentados que se ponen de lado sobre la grava haciendo whapwhapwhapwhapwhaprrrrrrrmmmmmmm .

Hace unas semanas, mi esposa entró con un número atrasado de Road & Track en el que aparecía una escuela de rally. "Esto parece divertido", dijo. "Tal vez podríamos intentarlo alguna vez". ¡Sí! Quiero decir, lo que sea, claro, si quieres, está bien.

El enorme y extenso campus de 315 acres de Dirtfish Rally School está ubicado en Snoqualmie, Washington, aproximadamente a media hora al este de Seattle. Un antiguo aserradero de un siglo de antigüedad, todavía hay reliquias del pasado que ensucian el paisaje, incluidos los ladrillos de la antigua central eléctrica y un enorme cobertizo que es el edificio de madera independiente más grande de Estados Unidos. Cuando Dirtfish fue sede de las finales mundiales de rallycross hace algunos años, los autos corrieron a través de la cavernosa estructura similar a un arca a más de 130 mph.

Brendan McAleer

Ingrese a la oficina, ubicada en una colina que domina todo, y un aficionado a la televisión podría reconocer el área de recepción como la estación de policía de Twin Peaks. no lo harás Usted, como lo hice yo, pasará inmediatamente junto a la mercancía y comenzará a tratar de lamer la pintura en uno de los 200 Ford RS200 Evo S especial de homologación. ¿O tal vez un Audi Sport Quattro recién llegado sería más de su gusto?

Camina por el pasillo hasta el salón de clases y pasarás trajes de carreras con nombres como Villeneuve, Rosberg, Higgins. Hay notas de agradecimiento de personas como el corredor de Indy Car James Hinchcliffe y el corredor de rallycross Travis Pastrana. Akio Toyoda vino aquí para aprender a conducir el Toyota GR86X con especificaciones de rally. Hay una sala de simulación de manejo bien surtida, casilleros y duchas, y varias oficinas. Dirtfish es una operación grande, ingeniosa y bien comercializada.

Brendan McAleer

Pero también es genuino. Nuestra instructora de aula, Michelle Miller, tiene dos campeonatos SCCA Solo a nivel nacional, pero aparece en un viejo Mitsubishi Mirage con el motor turbo de 1.6 litros. Está ahorrando para repuestos de autos de carrera. El personal de Dirtfish tiene alrededor de 40 personas, y puedes aprender mucho sobre ellos por la forma en que interactúan entre sí. Todos los instructores tienen sus bromas internas: a uno, un fanático de la F1, le gusta conducir con sus peligros activados cuando recupera un cono derribado; "¡Copiloto muerto!" señala otro, al ver las marcas reveladoras del impacto de un bolardo de plástico en la puerta de un pasajero llena de barro.

Es un entorno tranquilo y acogedor que hace que nuestra clase, en su mayoría novatos, se sienta cómoda. En el cobertizo, nuestra clase se enfrenta a los cinco instructores sonrientes como estudiantes de primer año nerviosos en el baile de la escuela secundaria. Nos emparejan con el afable instructor principal Nate Tennis y luego nos dirigimos a una amplia plataforma de deslizamiento de grava para que nos presenten nuestros autos.

Brendan McAleer

Los autos son hatchbacks Subaru STI, enjaulados por seguridad y equipados para uso en grava; Dirtfish tiene una flota de nueve. También utiliza BRZ para sus cursos de tracción trasera. Gran parte de la línea motriz permanece en stock, pero los autos están blindados debajo, equipados con suspensión Reiger de largo recorrido y tienen frenos más pequeños para caber debajo del paquete de ruedas y neumáticos de grava de diámetro más pequeño. El servofreno se quita para que las acciones de frenado sean más deliberadas y el ABS también se desconecta.

Estos autos viven una vida difícil en manos de estudiantes conductores. Nuestro STI anaranjado y negro, el auto número tres, tiene una mueca de dientes separados donde una roca o gravilla derribó un trozo del parachoques delantero. Cruje, gime y traquetea, y los frenos chirrían cuando se calientan. Cinco segundos deslizándome por el patín y quiero adoptarlo y llevármelo a casa.

Sobre el papel, no hay mucho nuevo para que Dirtfish le enseñe a un conductor semiexperimentado en un solo día de instrucción. En la sesión teórica se enfatiza la transferencia de peso y la importancia de una buena visión, tal como se hace en cualquier jornada de educación vial de alto rendimiento.

John Murphy/Pez sucio

Sin embargo, conducir rápido sobre grava es similar y, sin embargo, totalmente diferente al trabajo rápido sobre asfalto. La grava amplifica tus errores y arroja incertidumbre constante a la ecuación. Es una superficie que cambia a lo largo del día y con cada auto que pasa. Aquellos con experiencia en el arte pueden leer el camino como un pescador con mosca lee el río, buscando un agarre siempre esquivo y reaccionando cuando no está allí.

Guisantes, canicas, harina de avena… los instructores tienen tantos nombres para los tipos de superficie como nombres tienen los inuit para la nieve.

Guisantes, canicas, harina de avena… los instructores tienen tantos nombres para los tipos de superficie como nombres tienen los inuit para la nieve. El curso también podría estar lleno de metanfetamina. La primera vez que levantas el pie del acelerador, giras, esperas a que el auto responda y luego sientes que la parte trasera gira en un deslizamiento glorioso, desordenado y adictivo, se acabó el juego. No importa si eres un veterano de los monoplazas o si acabas de aprender a conducir con palanca hace cinco minutos, esto es algo de enganchar y hundir.

Olvídese de las nociones preconcebidas de tirar el auto en la esquina y dejar que la tracción en las cuatro ruedas lo resuelva; ser rápido en la grava requiere las mismas manos lentas, la colocación cuidadosa del automóvil y las entradas deliberadas de un día de pista. Es solo que hacer todo bien no significa segundos recortados de su tiempo de vuelta, significa una acción lateral que induce una sonrisa.

John Murphy/Pez sucio

La parte de slalom del curso te enseña el enfoque correcto en tu cabeza. Levante el acelerador para que la parte delantera del STI muerda y gire suavemente con menos movimiento de dirección de lo que esperaba. Espere a que el automóvil reaccione, luego aplique un frenado firme pero ligero con el pie izquierdo para que la nariz muerda más. Por último, enderezar el volante y pisar el acelerador para transferir el peso hacia atrás y detener el giro.

El resultado perfecto es un zig-zag angular de líneas rectas en ángulo recto a través de los conos, en lugar de la onda sinusoidal suavemente curvada que verías en el asfalto; no estás formando un arco alrededor del vértice, estás girando el auto y luego pisando el acelerador para ir derecho. Si te atrasas o empiezas a aserrar con el volante, el zig-zag se convierte en un sismógrafo fuera de control y te comes unos cuantos conos o te vas a la zanja.

John Murphy/Pez sucio

El tenis es paciente y relajado, se ríe cuando mis entradas demasiado agresivas nos abren de par en par. "Tienes un control del coche decente", dice, la clásica palmadita en la cabeza de un instructor. "Pero tenemos que usarlo todo". "¿Menos McRae, más Mkinen?" Yo ofrezco. "Prueba más Loeb", sugiere.

Deslizar el STI es divertido, pero requiere concentración y la capacidad de sacudirse una entrada de esquina fallida. Aquí se ejercitan músculos que no se usan, por lo que lograr un derrape largo se siente absolutamente heroico (aunque probablemente se vea bastante lento desde afuera del auto). "No querrás chocar contra la pared de llantas", advierte Tennis. "Duele, y luego salen las abejas y agregan sal a la herida".

Brendan McAleer

Y así, nos concentramos en encontrar agarre y la línea más rápida y no molestar a las abejas. Es desafiante y gratificante, y hay una carcajada al final de cada carrera, ya sea que haya ido bien o no.

Sin embargo, el verdadero placer es ver a mi esposa reírse incontrolablemente después de cada turno al volante y literalmente correr hacia el automóvil cuando es su turno de conducir. Una chica de ciudad, obtuvo su licencia de conducir completa un poco tarde. Le enseñé a manejar una transmisión manual antes de casarnos, pero no es una loca. Ver Climb Dance sin parar, enloquecerme con los especiales de rally del Grupo B, memorizar los códigos de chasis STI, todo esto es realmente lo mío. Pensé que así podría haber resultado hoy también.

John Murphy/Pez sucio

No debí haberme preocupado. La belleza de Dirtfish es que atrae universalmente a todos los niveles de conductor. Tal vez es algo sobre el aspecto comunitario de los rallyes que hace clic. Tal vez sea el factor cero intimidación. Tal vez sea porque incluso Helen Lovejoy no podía pensar en los niños cuando deslizaba un Subaru de 300 hp de lado sobre la grava.

Dirtfish ofrece múltiples cursos para automóviles con tracción en las cuatro ruedas y en dos ruedas, que van desde paseos emocionantes de dos horas hasta capacitación privada para conductores profesionales. Tiene un programa completo de deportes de motor, máquinas de rally de campo para equipos privados y está presente en todos los niveles del deporte de rally. En su tienda bien surtida, se están preparando un par de BRZ para el próximo rally Olympus. Tennis nos muestra los alrededores y luego levanta una esquina de una lona para revelar un 22B construido por Prodrive para el piloto campeón del WRC, Richard Burns.

John Murphy/Pez sucio

Este es un lugar mágico. Puede que sea el lugar más mágico del mundo y no hay excusa para no visitarlo. Dirtfish no es algo para guardarse para uno mismo. No necesita traducción para el conductor no entusiasta.

Nos dirigimos a casa bajo el sol de la tarde, para recoger a nuestros dos niños pequeños de sus abuelos. Hay que preparar la cena, alimentar a los niños, lavarlos y meterlos en la cama. Alimentación a medianoche y cambio de pañales. Tal vez un tiempo fuera o dos. Las interminables tareas de la paternidad.

Pero los dos seguimos sonriendo como idiotas. Resulta que cualquier matrimonio exitoso tiene muchos elementos, pero hay una verdad universal que los une a todos: el trabajo compartido se reduce a la mitad, las alegrías compartidas se duplican. Sobre todo en grava.

Brandon McAleer Brendan McAleer Editor colaborador Brendan McAleer es un escritor y fotógrafo independiente con sede en North Vancouver, BC, Canadá.

¿Cuál es la mejor escuela de rally?

Las mejores escuelas de manejo y carreras en América

  • Escuela de rendimiento de BMW.
  • Escuela de carreras de arrastre Frank Hawley.
  • Escuela de conducción de invierno de Bridgestone.
  • Escuela de Rally Team O'Neill.
  • Pez sucio.
  • Experiencia de conducción Porsche.
  • Carreras de exóticos.
  • Skip Barber Racing School.

Mas cosas…•

¿Cómo me convierto en un piloto de rally?

Antes de poder inscribirse en un evento autorizado, debe obtener una licencia de rally de la Asociación Americana de Rally (ARA) o la Asociación de Deportes de Rally de la Nasa (NASA). Estos son los dos principales organismos sancionadores en los EE. UU. Los eventos sancionados por ARA requieren una licencia ARA y los eventos sancionados por la NASA requieren una licencia de la NASA.

¿Cuánto cuesta un coche de rally de primera línea?

Para un automóvil WRC en 2020, el costo fue de alrededor de $ 1 millón. En contraste, los autos usados ​​en WRC 2, el siguiente nivel en términos de competencia, tienen un tope de aproximadamente $220,000.

¿Dónde está la pista DirtFish?

DirtFish es una escuela de conducción avanzada y de alto rendimiento ubicada en Snoqualmie, Washington, EE. UU., a solo 30 minutos de Seattle.